La verdad es que ya estamos un poco aburridas, por no decir hartas, del concepto “hipster” que se replica sin cesar en todos los nuevos restaurantes de la ciudad.

Mesas de madera, pisos de mosaico, plantitas y luces colgando parece ser la formula del éxito de los cientos de restaurantes trendy de la Ciudad y por esa razón, hoy tenemos que agradecer la existencia de este rincón en donde se puede respirar algo auténtico.

Fuerte Apache más que una azotea de la colonia Roma, es un sitio que guarda sus propios tesoros. Primero, tiene una colección impecable de Cumbias y Rock and Roll de antaño, segundo, todo su menú se prepara al carbón y tenemos que confesar que de las 10 veces que hemos visitado el lugar, nunca nos ha decepcionado.

Las entradas son una genialidad, aquí les mostramos unas papitas cambray con aceite de oliva y romero, pero las que en realidad se robaron nuestro corazón fueron las alitas al carbón: tiernitas, jugosas y con las esquinitas levemente crujientes. #Ñami

Otro de protagonista del menú Apache es el Choripán, una receta que por su sencillez requiere de ingredientes de la más alta calidad para lograr conquistar un paladar.

El Chori de Fuerte Apache tiene la magia: la baguette crujiente por fuera y suave adentro; el chorizo al estilo argentino sin exceso de grasa, acompañado de lechuga y tomate.

Después de este festín llegamos al plato principal: la hamburguesa Apache. Una hermosa composición de 200 gr. de carne al carbón envuelta en tócineta y bañada en una salsa de dulce bourbón. ¡Violá!.

Para acompañar, la casa siempre tiene cerveza artesanal clara y oscura de Cosaco Nuestra favorita sin duda fue la güera, una cerveza equilibrada, critica y aromática, perfecta para acompañar la parrilla.

Como si fuera poco, los jueves en Fuerte Apache retiran las mesas y sacan el ping-pong, pues hacen un mini torneo ideal para cotorrear y tomar unas chelas.

FUERTE APACHE

Guadalajara 62 Col. Roma